Cómo sobrevivir a una relación a distancia

 

El nerviosismo de la llegada se transforma en nostalgia a la vuelta. Te entristece despedirte y entonces te vuelves fría para protegerte o te deshaces en lágrimas contenidas. Hay una sensación de temporalidad muy fuerte porque “esto se acaba” que reaviva el deseo. Os echáis de menos, os volvéis a ver, intentáis condensarlo todo en unos días y os volvéis a despedir…

Y este proceso circular es una llama viva que mantiene la emoción y la aventura entre vosotras. Os habéis vuelto adictas a hablar por chat o teléfono. Sabéis de la otra y la sentís cerca. Pero luego os frustráis por no poder abrazarla o alargar esos días que habéis pasado juntas y que llegan a su fin. 

Por un lado, es una buena manera de conocerse manteniendo cada una su espacio, sus costumbres, su vida… por otro lado, si este proceso circular se eterniza la frustración y la sensación de no avanzar irá en aumento y puede que acabe deteriorando la relación. 

Mis recomendaciones en este sentido son: 

  1. Planifica con antelación los viajes. Tu economía personal te lo agradecerá y hará disminuir la sensación de ansiedad añadida de “no sé cuando te volveré a ver”. 
  2. Utiliza el sentido del humor. Vale, bien, no puedes abrazarla ahora mismo pero podéis ver la misma película juntas aunque estéis a distancia, podéis hacer reír a la otra, podéis incluso veros por videollamada y compartir un rato en directo. No es lo mismo, pero imaginad cómo era antes sin tecnología tener que esperar meses para recibir una carta por correo postal. 
  3. Vislumbra la dirección. No hay nada más frustrante que caminar sin saber hacia dónde vas. Cambia la frustración por planes de futuro compartidos, negocia las posibilidades de traslados y mientras tanto, disfruta de una persona que aunque está lejos de ti físicamente, está muy cerca emocionalmente. 
  4. Tened proyectos compartidos de los que podáis hablar en la distancia. Es importante que podáis compartir un rato haciendo algo que os ilusione a las dos. 
Paula Alcaide
info@palcaide.com

Soy Paula Alcaide, psicóloga especializada en atender a mujeres lesbianas y bisexuales que buscan convertir en una fortaleza su orientación sexual y disfrutar libremente de sus relaciones con otras mujeres sin miedos, ansiedad, vergüenza o culpa.

2 Comentarios
  • Carolina
    Publicado a las 21:07h, 13 septiembre Responder

    Muy buen articulo, felicitaciones. Viví hace poco una relación a distancia que no tuvo el final que esperaba. Nos veíamos cada fin de semana alternando la visita de una a la otra y haciendo lo posible por pasar el mayor lapso de tiempo juntas. Por desgracia algo pasó y ella no pudo soportar la distancia. Dí todo de mi, en poco tiempo cambiaría de residencia, ciudad y trabajo para poder tenerla cerca pero no bastó. Creo que es algo que ambas partes deben tomar en cuenta. Es decir, jalar en la misma dirección y compartir rumbo pero si una se desvía también afecta a la otra. No importaron regalos, sacrificios, detalles, llamadas eternas, videollamadas eternas también porque todo se fue al traste.
    Admiro mucho a las personas que son capaces de lidiar con estos conflictos día a día y los resuelven. No se si el cariño y el amor fueron suficientes para concretar un futuro compartido.

     
  • Mary Zarza
    Publicado a las 17:13h, 14 septiembre Responder

    Gracias por las informaciones

     

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.