lesbiana principiante

Los 11 errores de lesbiana principiante que no sabes que estás cometiendo

 

Cuando te sientes atraída por primera vez por una mujer, todo cambia. Tu mundo da un vuelco, y te replanteas multitud cosas. Confundida sería la mejor definición de cómo te sientes, la vida te aturde con un cambio de planes. Muchas se sienten impotentes ante esto, porque es algo que no estaba previsto. Creías que tenías el control de tu vida, y ahora que, en parte, lo has perdido, sientes que sólo puedes esperar a ver cómo se desarrollan los acontecimientos, como si fueras una mera espectadora de tu propia vida. O, quizá, todo lo contrario, y en un gesto por recuperar el control, niegas todo lo que te ha pasado y te está sucediendo. Quizás consigas dejarlo pasar un tiempo pero, eventualmente, la idea o la imagen vuelve a tu cabeza con más fuerza que antes si cabe. Te sientes abrumada, perdida, aturdida,… 

Y, ¿sabes qué? Que tienes razón. Es un cambio de planes brutal, para el que nadie te ha educado o preparado, y te sientes extraña e incómoda. ¿Y qué pasa cuando te sientes así? Que cometes errores.

No dejas que nadie lo sepa, no compartes algo que te está influyendo muchos aspectos de tu vida. Si lo hicieras, te darías cuenta de que el 80% de las mujeres han sentido alguna vez atracción hacia otra mujer. ¡Una super mayoría! ¿O creías que eres la única?

Niegas o minimizas lo que sientes, tanto si es una pequeña atracción como si te has enamorado profundamente (no te niegues a ti misma la honestidad de pensar sobre ello)

Cometes el error garrafal de echarte novio, sin saber la carga que estás depositando en él, y sin pensar que no es justo para la otra persona que una relación comience como una huída.

Asumes automáticamente que eres lesbiana y que ya no hay marcha atrás, y te martirizas por ello. Lees de todo, lo primero que pillas por internet, en la biblioteca, buscando respuestas a preguntas que ni siquiera tienes claras, sin saber que no todas las voces son ni autorizadas, ni útiles. 

Una de las reacciones más frecuentes es comenzar a tener relaciones sin ton ni son, sin criterio. Muchas mujeres viven una época heterosexual y son muy exigentes con sus parejas (sentimentales o sexuales) pero cuando viven experiencias con mujeres no tienen ningún tipo de filtro. Piensa en quién quieres tener a tu lado o con quién quieres tener una relación sexual, aunque pienses que hay menos mujeres lesbianas y que no puedes elegir, tengo que recordarte que la población de mujeres que tienen relaciones con mujeres no es especialmente pequeña así que tómatelo con calma. Puedes elegir.

A veces puedes sentirte obligada a encajonarse en algún tipo de definición a la fuerza. Muchas mujeres piensan que tienen que ser masculinas a la fuerza para ligar con una mujer femenina, o a la inversa, o que tienen que elegir si son lesbianas o bisexuales a los pocos días de tener su primera experiencia con una mujer. Tómatelo con calma. No tienes porque ser nada. Simplemente (o complicadamente) sé tu misma.

Sentirse avergonzada. Si sientes homofobia interiorizada, si tu autoestima ha bajado, si te asusta sentirte como te sientes, contacta conmigo. Te puedo asegurar que en unas cuantas sesiones conseguiremos que te sientas mejor. ¿Crees que eres la única persona que está sintiéndose así?. Para nada. Eres especial, sí. Pero no única. Millones de mujeres hemos pasado por ello, y estamos aquí para ayudarte con ello si lo necesitas. Pensar que todo el mundo te mira, no disfrutar de ese momento de descubrimientos. Cuestionar el mundo, tu entorno y a ti misma puede ser mucho más enriquecedor de lo que piensas, date el derecho a investigar, hacer introspección y ver más allá.

Si has abierto los ojos, probablemente empieces a descubrir un nuevo mundo. Identificarás miradas de otras mujeres por la calle, te presentarán a conocidas simplemente por el hecho de que también “entienden”, descubrirás que la chica que se sentaba delante en tu colegio también sale por el ambiente como tú. Esto son solo algunos ejemplos de todo lo que está por venir. Te van a pasar cosas maravillosas, ya lo verás. Pero tómatelo con calma, todo tiene su proceso y tienes que dejar que las cosas se vayan poniendo en su sitio. 

Te puede interesar

Paula Alcaide
info@palcaide.com

Soy Paula Alcaide, psicóloga especializada en atender a mujeres lesbianas y bisexuales que buscan convertir en una fortaleza su orientación sexual y disfrutar libremente de sus relaciones con otras mujeres sin miedos, ansiedad, vergüenza o culpa.

No hay comentarios

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.