Pasando la Navidad con la familia de tu novia

 

Todas las parejas, también las heterosexuales, tienen un punto clave en su relación: pasar la Navidad con la familia de la otra persona. Las fiestas son, en muchos casos, el momento elegido para presentar a tu pareja a tu familia, algo así como una puesta de largo, y no siempre se acude a esta cita con ganas, y sí con muchos, muchos nervios. Es normal: de repente, estás delante de un montón de gente nueva, y que además se conoces mucho entre ellos, y tú eres el elemento extraño en esa mesa, el foco de todas las preguntas, y la que parece que pasa un escrutinio con cada mirada de tu suegra. Lo más alentador que puedo decirte es que se pasa. De verdad. Todas lo hemos experimentado, y hemos sobrevivido. Pero si quieres algún consejo para esta situación, aquí vienen algunos que quizá puedan serte de utilidad.

¿Qué me pongo?

Es una cena familiar, no una boda de la alta sociedad. No hace falta que te disfraces con la intención de quedar mejor con tu familia política, y además, si llevas algo a lo que no estás acostumbrada, todavía estarás más nerviosa. Tampoco vas a hacer un WOD de crossfit, así que el chándal queda descartado. Tu sentido común te orientará sobre qué es lo mejor para esta ocasión.

¿Tengo que llevar algo a la cena?

Tu pareja es la que mejor te orientará sobre las costumbres que hay en su casa (o en la de su abuela, o donde sea que vayáis). En todo caso, llevar algo como una botella de vino siempre es un detalle que la anfitriona agradecerá.

¿Qué hago? ¿Cómo me comporto?

El punto clave es la naturalidad: no tienes que hacer nada fuera de lo normal. Si en algún momento te sientes un poco agobiada, bien por la situación en sí, bien porque te hacen demasiadas preguntas, piensa que tienes a tu lado a tu mejor aliada, tu novia, quien podrá echarte un cable si su tío se pone un poco pesadito. Respecto a los temas de conversación, sí te recomiendo que huyas de los campos de minas. A lo mejor decir que Messi es el mejor jugador de la historia si toda la familia es del Real Madrid es un poco desaconsejable.

Cuidado con el alcohol

Uno de los peligro de las Fiestas es la abundancia de alcohol en las cenas y comidas. No pasa nada si te tomas unas copas, pero si no quieres que el primer recuerdo que tengan de ti es el de tu novia metiéndote en un taxi mientras cantas “Hacia Belén va una burra”, controla un poco.

En resumen: sé tú misma. Si eres una persona tímida, no tienes que forzarte a ser super comunicativa. Si no te gusta algo del menú, o eres vegana y el plato estrella es el pavo, explícaselo a la persona que ha cocinado, y seguro que lo entenderá y te sacará otra cosa. Conocer a la familia de tu novia no tiene porqué ser un mal trago, sino que es una oportunidad para saber más de tu pareja, y hacer más estrecha vuestra unión. Y piensa que si es su tío el que acaba metido en ese taxi, os echaréis unas risas.

 

Paula Alcaide
info@palcaide.com

Soy Paula Alcaide, psicóloga especializada en atender a mujeres lesbianas y bisexuales que buscan convertir en una fortaleza su orientación sexual y disfrutar libremente de sus relaciones con otras mujeres sin miedos, ansiedad, vergüenza o culpa.

No hay comentarios

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.