Reconocer la Bifobia Interiorizada

La directora Desiree Akhavan, de la que recomiendo su película “Appropriate Behavior”, dio el otro día una entrevista que me pareció muy interesante, y que me dio la idea para hablaros de un asunto con el que alguna vez he tenido que tratar con alguna paciente. Akhavan ha tenido relaciones con hombres y con mujeres, es algo de lo que también habla en su película, pero ella misma reconoce que tiene dificultades a la hora de reconocerse a si misma como bisexual.

¿Por qué la palabra bisexual me hace sentir incómoda? No siento que sea algo que me represente, aunque lo hace al 100%. Tengo amigas que se han identificado como lesbianas toda su vida, y cuando han salido del armario como bisexuales han recibido muchas críticas. Cuando voy por la calle con mi pareja del mismo género y vamos de la mano, soy lesbiana, estoy viviendo la vida de una mujer lesbiana. Y todavía en mi cabeza sé que no es verdad, y mi pareja sabe que no es verdad, y siento que estoy viviendo una mentira. ¿Qué asocio al término bisexual? ¿Y por qué tengo sentimiento de culpa sobre la lealtad a un género, románticamente hablando?

Los pensamientos de Desiree no son, en absoluto, raros, porque no es extraño que las mujeres (y los hombres) bisexuales tengan sentimientos negativos hacia la propia orientación sexual, o lo que es lo mismo, bifobia interiorizada. Pese a saber, a reconocer, su propia atracción hacia hombres y mujeres, ella a su vez siente que eso tiene connotaciones negativas. Y es que la carga del estigma de la sociedad no es, en muchos casos, algo que se elimine fácilmente.

¿Qué estereotipos se atribuyen a las personas bisexuales?

Fase de confusión: Muchas personas creen que la bisexualidad es una especie de “fase de confusión” que se da antes de aceptar la propia homosexualidad. En absoluto esto es cierto: la bisexualidad es una orientación sexual real, válida, y en ningún caso es un “limbo” en el que quedarse antes de dar ningún paso.

Promiscuidad: Tristemente, hay quien sigue pensando que las personas bisexuales son promiscuas, y que ven en cada persona un posible interés sexual. Que a las personas bisexuales les interesen hombres y mujeres no significa que les interesen todos los hombres y mujeres sobre la faz de la tierra, ni que tengan un apetito sexual mayor que el común de los mortales, ni por supuesto que sean personas de poco fiar a la hora de mantener una relación con ellas. Por supuesto, habrá quien lo sea, pero no es algo innato a la propia orientación sexual, sino que es algo que va con la persona en particular.

¿Cómo reconocer la bifobia interiorizada?

Hay muchos factores que nos pueden llevar a pensar que quizá una persona bisexual, alguien que se sienta atraída de manera sexoafectiva por hombres y mujeres, tenga bifobia interiorizada. Algunos de los más reconocibles son:

  • Hacer propios los estereotipos atribuidos a las personas bisexuales: creer que están confundidas, o que son promiscuas, siendo si mismo bisexual.
  • Sentir que cuando se está con alguien del género contrario es por “buscar refugio”, o algún tipo de protección/privilegio social por hacerse pasar por heterosexual: si una chica bisexual tiene una relación con un hombre, el último motivo que va a tener es este. Seguramente este con él porque esté enamorada.
  • Creer que es una moda: la bisexualidad no es una moda. En los últimos tiempos más personas se están animando a contar su identidad, y cómo se sienten, porque el ambiente es mucho más abierto y seguro en determinados espacios. Pero esto no significa que estén fingiendo ser algo que no son.
  • Pensar que tienen que gustarte hombres y mujeres por igual: ser bisexual no es que te atraigan hombres y mujeres al 50%. Pueden suceder muchas cosas, como que te sepas bisexual y jamás estés con nadie de un género determinado, que intercales relaciones de ambos géneros, o que tus relaciones esporádicas sean con hombres y las largas con mujeres. Da igual, nadie va a estar con un cronómetro midiendo los minutos. Esto no funciona así, sino que es mucho más simple: si te atraen hombres y mujeres, es muy probable que seas bisexual.

Estos son algunos de los pensamientos negativos que con más frecuencia tienen las personas con bifobia interiorizada, pero hay muchos más. La regla general dice que se manifiesta en sentimientos de vergüenza y culpa, así como en una respuesta de ansiedad ante situaciones en las que la persona deba manifestar directa o indirectamente su bisexualidad.

¿Qué puedo hacer con mi bifobia interiorizada?

  • Busca referentes positivos: Cada vez más personas conocidas cuentan con absoluta normalidad que son bisexuales. Por ejemplo, Paco León, Dulceida, Evan Rachel Wood, Drew Barrymore, Sara Ramirez, Madonna, Rihanna, Angelina Jolie, Megan Fox, etc. Cuando hablamos de referentes positivos nos referimos a personas que hablen con naturalidad de su orientación sexual, mostrando sus experiencias buenas y malas, como harían y hacen otras personas heterosexuales que hablan de su vida.
  • Si no te ves capaz de desprenderte de esa sensación que te invade cuando estás con tu pareja, o hablas de tus relaciones, no te agobies. Mándame un mail a info@palcaide.com y hablamos sobre cómo solucionarlo.

 

Paula Alcaide
info@palcaide.com

Soy Paula Alcaide, psicóloga especializada en atender a mujeres lesbianas y bisexuales que buscan convertir en una fortaleza su orientación sexual y disfrutar libremente de sus relaciones con otras mujeres sin miedos, ansiedad, vergüenza o culpa.

1Comentario
  • Leonor Álvarez Franco
    Publicado a las 22:57h, 11 octubre Responder

    Soy bisexual, Al menos así me considero, esa pequeña fobia…

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.